El color y la diversidad marcan tendencias.

Tendencia 1: slip dress

Aquel vestido lencero, conocido como “slip dress” que adoraban las celebridades en la década de los 90, se vuelve a colar en el armario femenino para mostrar el lado más sofisticado, sensual y atractivo de la mujer.

Tejidos suaves y brillantes, así como tirantes muy finos dan vida a este vestido que puso de moda el diseñador Narciso Rodríguez cuando vistió de novia a Carolyn Bessette, para contraer matrimonio con John F. Kennedy.

Tendencia 2: alegría caribeña

El color, la luz y la alegría de las estampas de La Habana guían las colecciones de Altuzarra, Stella McCartney o Beatriz Peñalver: una serie de prendas que hacen un guiño a la perla del Caribe, una tierra que es el nuevo escenario que ha elegido Chanel para presentar su próxima colección crucero.

Plantas de paraísos terrenales, animales salvajes, flores y frutas en colores luminosos son el punto de partida de la moda inspirada en el Caribe que se traduce en vistosos vestidos con volumen o blusones con volantes.

Tendencia 3: con sabor a España

El arte y la magia del toreo se traduce en moda gracias a las primeras espadas de la pasarela que recrean la historia y la riqueza de la tauromaquia en fabulosas colecciones.

A lo largo de los años, la cultura y la fiesta taurina ha estado presente en los trabajos de Christian Lacroix, Giorgio Armani, Moschino, Oscar de la Renta, Carolina Herrera, Lorenzo Caprile, Victorio&Lucchino o Francis Montesinos.

El encaje español, las borlas goyescas, la mantilla, los volantes, las chorreras o las faldas a modo de capote, se abren un hueco en el escaparate de la moda internacional.

Tendencia 4: mezclilla

A lo largo del 2016 se verá muchas prendas confeccionadas en tejidos denim para conjuntar con piezas deportivas o en clave étnica, una mezcla atrevida que invita a renovar el armario femenino.

Aunque en un principio la mezclilla nació para hacer frente a los trabajos más sucios, ahora es elitista y tiene suficiente poder para codearse y combinarse con cualquier otra tejidos, además de instalarse en patrones de vestidos, blusones, camisas, bolsos, pañuelos, sandalias o americanas.

El denim, que ha sobrevivido a las caprichosas manipulaciones de los diseñadores, vive momentos felices y protagoniza desde el estilo cow-girl hasta los modelos inspirados en la década de los 80 del siglo XX.

Tendencia 5: lentejuela

Durante este nuevo año el armario también brillará gracias a los tonos dorados que propone Isabel Marant, los destellos plateados de Loewe o el coqueteo de las lentejuelas de Lanvin.

Fuente: estilodevida.televisa.com